EL FALSO REAVIVAMIENTO – I

“FUEGO EXTRAÑO EN LA IGLESIA”

La iglesia  está sufriendo una transformación considerable en el culto. Las influencias de la iglesia pentecostal, están teniendo una influencia extraordinaria en la forma del culto de adoración en el contexto Adventista. Esta actividad incluye la introducción y práctica de dramatización, música rock cristiana, y un acercamiento informal al culto de adoración que tiene como propósito alcanzar a la mente secular de quienes no están afiliados a ninguna iglesia cristiana.
Muchos arguyen que la inmensa cantidad de personas que asisten a las iglesias que practican este acercamiento es evidencia en sí misma de la bendición de Dios.

Basándose casi solamente en este punto, los defensores de este fenómeno insisten en un esfuerzo agresivo y sostenido para introducir e incorporar este culto de adoración en la iglesia. En un alto grado sus esfuerzos han dado fruto y el culto de adoración pentecostal está llegando a formar parte de la corriente principal de las iglesias cristianas

El rock cristiano

Aquí un comentario de un cristiano aficionado al rock cristiano.
Francisco 02.18.09 at 23:19
Hola, pues he leido algunos comentarios de arriba, y creo y les aseguro, que cualquier tipo de musica cristiana, de cualquier genero o ritmo, puede ser utilizada como un medio para dar gloria a Dios, El usa a “Greñudos locos”, como alguien dijo, El usa a cualquier tipo de gente que este dispuesta a alabar su nombre; mejor ya hay que dejar de discutir por un tema que pues yo creo que no vale la pena, cada quien escuche lo que quiera escuchar, al fin y acabo toda la musica es de Dios, o no?, jajajaja, escuchen Rock!!!!!!!!!!!, merengue, reggaeton, etc etc, pero que de la gloria a Dios, y no necesariamente que sean canciones 100% cristocentricas, sino que de alguna manera puedan transmitir un mensaje positivo, agradable, bueno, etc, que incite a una buena moral, si….Jesus Loves Rock!!!!!

Fuente

Esto es especialmente evidente en el trabajo con los jóvenes dónde las formas y el estilo pentecostal del culto de adoración son utilizados casi universalmente por todas las iglesias cristianas. Una reunión típica de jóvenes involucra una predicación poderosa, dramatización, y mucha música de rock cristiano. En muchas campañas de jóvenes, congresos, etc. la música conforma la mayor parte de la experiencia del culto de adoración, a menudo ocupando más de una hora. Los jóvenes son llevados a la cima de la montaña con canciones rockeras de fuerte golpeteo y luego bajados al valle con melodías bastante más tranquilas. Acompañando esta música está el movimiento de danza-baile y el batir las manos. Indiscutiblemente muchos de los jóvenes apoyan este acercamiento y esto puede verse en los miles de jóvenes que asisten a las reuniones de jóvenes, campañas, campores, campamentos, etc.

La Ola pentecostal y el Adventismo del Séptimo día

 

La inspiración para la mayoría de lo que se está realizando a través del culto de adoración en el adventismo no está creado desde dentro de nuestras filas. En una gran magnitud las megas iglesias pentecostales están dirigiendo la instrucción cristiana. Muchos pastores adventistas, y oficiales de iglesia locales están asistiendo a symposiums de entrenamiento y seminarios que son planificados tan profesionalmente, organizados, y dirigidos como cualquier programa secular. En cinco de estos programas estrella, se les dice a los estudiantes el infinito valor de adoptar el acercamiento pentecostal. Bandas rockeras espectaculares, experimentados directores de canto, poderosos ponentes, y cultos de adoración que abruman totalmente los sentidos son una tónica irresistible para los pastores adventistas y líderes locales de jóvenes que se esfuerzan por ver un crecimiento en sus iglesias o grupos de jóvenes. Agregue a esto las estadísticas que alardean del crecimiento explosivo de la iglesia, y un argumento poderoso para ir por el camino pentecostal está completo.

La presión que este movimiento trae a los dirigentes de la iglesia que fijan la dirección y el enfoque de la Iglesia Adventista del Séptimo día es inmensa. Es escasamente sorprendente que muchos aborrezcan el oponerse a esta tendencia carismática, y se necesita gran valor para estar de pie contra tal acercamiento abrumadoramente popular y aparentemente exitoso. Que algunos lo hagan es evidencia de su compromiso con Dios y de su valor.

Este fenómeno no está restringido a edad, género, o geografía. Desde las iglesias rurales pequeñas a las de las grandes ciudades, el reavivamiento alimentado por el pentecostalismo quema su camino a través de las bancas de iglesia y las mentes por todo el mundo. Viejos y jóvenes por igual se elevan con la excitación y vibración de este movimiento.

Aquéllos que se atreven a oponerse a esta dirección son marginados como fanáticos y colocados junto a la lunática franja de la extrema derecha. Los oponentes son vistos como tradicionalistas y estrechos que no son capaces de adoptar una actitud positiva a los acercamientos contemporáneos que se realizan para llegar a una sociedad secular que no pertenece a ninguna creencia. Las reputaciones se desvanecen, se pierden los amigos, y otros son condenados al “exilio” debido a su oposición. Muchos tienen miedo de las consecuencias de estar de pie contra este movimiento y por consiguiente permiten su progreso sin oposición.

Otros han abrazado esta tendencia pentecostal y se esfuerzan por hacer avanzar su causa en cada giro. Ellos la promueven en sus iglesias; animan a la gente para que vaya a los symposiums y seminarios, y entonces aseguran su pasaje a las experiencias del culto de adoración en cada oportunidad que pueden.

Más de una iglesia Adventista se ha dividido irreconciliablemente debido a esto. A lo largo y ancho del planeta hay iglesias, familias, y amistades destrozadas por el callejón sin salida que el pentecostalismo trae al adventismo.

Debido a la metamorfosis del culto de adoración en el Adventismo, la iglesia enfrenta un futuro incierto. Pocos podrían argüir que la iglesia post-moderna será muy diferente a la que hubo en el pasado. Cómo nos modelará en tanto que la actual generación de gente joven, inmersa en el pentecostalismo, se toma el liderazgo, se desconoce. Si es demasiado tarde para revertir la tendencia es cuestionable. Sólo Dios que conoce el principio desde el fin, sabe ciertamente a dónde este perturbador fenómeno nos llevará.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s