El arca del pacto – Ron Wyatt

Este articulo ya lo he publicado hace unos meses, y el descubrimiento del Arca del Pacto por Ron Wyatt y sus hijos fue hace varios años. En la actualidad se estan volviendo a realizar acciones para re-ubicarla, pero esta vez quienes son los que quieren encontrar el Arca?. Podrá cualquier persona soportar la gloria de Dios al ver o tocar esta sagrada Arca sin caer muerto?  
 
Un día, en 1978, Ron decidió ir de Turismo cerca de la puerta de Damasco, en Jerusalén. Caminando a lo largo de una antigua cantera de piedra, conocida por algunos como “el Calvario escarpe,” estaba hablando con una autoridad local sobre antigüedades romanas. Sin advertencia, izquierda de Ron apunta a un sitio que se utiliza como un vertedero y dijo, “es gruta de Jeremiah y el arca de la Alianza está allí”.
A pesar de estas palabras habían llegado de su propia boca y señaló su propia mano, que conscientemente no había dicho o hecho estas cosas. El hombre con él, bastante fuera de carácter, también reaccionó extrañamente. Dijo, “eso es maravilloso! Queremos que excavar y a concederle su permiso, acondicionado en un lugar para quedarse y incluso presentar sus comidas!”Ron sabía que esto era un evento sobrenatural pero también sabía que no todos los eventos sobrenaturales proceden de Dios (revelación 16:14).
Así que regresó a Estados Unidos y comenzó a investigar o no podría ser el Arca en esa zona. Descubrió que 2Chronicles 35:3 es la última referencia al arca de la Alianza, verso 19 nos dice que esto fue en el año 621 A.C., sólo 35 años antes de la destrucción de Jerusalén y el templo por Nabucodonosor. Dice que el Arca fue en el templo en ese momento. Cuando el ejército babilonio sitiada Jerusalén, construyeron un muro de asedio alrededor de la ciudad, no permitir que nada ni nadie dentro o fuera de la ciudad.
Por lo tanto, el arca de la Alianza probablemente permaneció dentro de la muralla de asedio Babilonia. Como no fue capturado por Nabucodonosor y llevado a Babilonia, debemos suponer que estaba oculto bajo tierra. Esto coincide perfectamente con la zona que Ron había señalado, habría sido dentro de la muralla de asedio Babilonia, en una cámara subterránea. Ron y sus dos hijos excavados varias veces en ese sitio, descubriendo una gran cantidad de información. Comenzaron por excavar directamente hacia abajo, en la base de un acantilado, un acantilado conocido por muchos como el Gólgota. En el siglo XIX General Gordon reconoció que el sitio coincide con la descripción bíblica del Calvario, el sitio de la crucifixión de Cristo. La Biblia describe una tumba excavada de rock, en un jardín cercano, se trataba de la tumba de un hombre rico que donó a Jesús (MAT 27:57-60). En los alrededores es sólo eso, y la tumba ha sido apresuradamente extendida, lo que sugiere que la persona que estaba en él, no era la persona que fue diseñado para.
El primer hallazgo que descubrieron estaban huecos cortados en el acantilado, corte de ‘estantería como’ tres outs. Pensamiento de Ron fue que estos podrían ser los recovecos que celebraron los signos que los romanos se ponen por encima de la Cruz de Cristo. En Matthew 27:37, marcar 15:26 y Lucas 23:38 que la Biblia dice que el superscription fue escrito “sobre” Jesús, que concuerda con lo encontrado Ron. En el libro de John, la Biblia dice que, “un título”, fue “puesto en la Cruz”. La palabra griega para “el” es “EPI”. EPI también puede traducirse como “más” o “superior”. Los traductores en Mateo, marcos y Lucas decidieron traducir EPI como “más”, porque no habría sentido decir que un signo se puso (EPI) sobre su cabeza, pero John traducir EPI significa “sobre” porque tendría sentido poner un signo de la Cruz. Sin embargo, podría haber traducido EPI a decir, “un título” fue “poner por encima y en la Cruz”.
Otras excavaciones revelaron una piedra altar sobresaliendo de acantilado como un estante. Ron consideró que tal vez se trataba de los restos de un altar cristiano, lo que sugiere que los primeros cristianos sabían que esto era un lugar de importancia. La Fundación a un edificio del siglo fue también descubierto, que creía que era una iglesia, volver a agregar más importancia al sitio.
Por fin Ron descubrió el grapado evidencia que lo convenció fue el lugar de la crucifixión. Cuatro cruzar agujeros cortados de la roca, uno más alto que el resto en una plataforma y un retroceso. Los otros tres se encontraban en una línea más abajo y delante. El agujero superior Cruz habría celebrado al Penal ‘destacada’, y sabemos por el relato bíblico que la Cruz dos agujeros cada lado celebrada a dos ladrones cuando Cristo fue crucificado. En este caso, sólo tres de los cuatro orificios cruzados fueron utilizados. Usando el radar de penetración terrestre Ron ha detectado una gran piedra redonda, trece metros de diámetro y dos metros de ancho. Intentó descubrirlo pero era enterrado debajo de unos veinte metros de tierra. Consideró que la fuerte posibilidad de que sea una gran lápida. ¿Podría ser la lápida que la tumba cercana? Ron volvió a la tumba en el jardín para ver si la piedra encajaría. Mide la anchura del canal que celebró la lápida, y lo que hubiera sido el diámetro. Sorprendentemente, el canal fue diseñado para albergar una piedra con un ancho de dos pies! Y el diámetro también habría montado la piedra que encontró – trece pies! La Biblia dice que, “una gran piedra” fue rodada delante de la tumba de Jesús.
De Ron se señaló el agujero Cruz que fue superior a los demás. Si este fue el sitio de la crucifixión de Jesús, entonces sin duda sería su agujero Cruz. Una piedra cuadrada Corte había sido colocada en el orificio de la Cruz, actuando como un tapón. Tenía apretones de dedo a cada lado, y cuando Ron quiten lo notó una gran grieta en la roca, extendiéndose desde el agujero Cruz. Parecía a Ron como un crack del terremoto y dice la Biblia, en Mateo 27:51, “la tierra quake y alquiler de las rocas”.
Un día durante la excavación Ron se sentía muy abajo-corazón, como si Dios no podían utilizarlo más. Pensó que él debe haber hecho algo malo y que Dios decidió llevarlo fuera del trabajo. Mientras que sentado en el sitio y contemplando las circunstancias, escuchó una voz que decía: “Dios te bendiga en lo que está haciendo aquí Ron Wyatt.” Más que asusta, Ron volvió a enfrentar al hombre. Le sorprende como pregunta cómo alguien sabe su nombre, y además, Ron no había dicho nunca a nadie lo que estaba haciendo allí. Ron respondió, “Gracias, eres de por aquí?” y el extraño simplemente respondieron, “no”. Tratando de pedir una conversación, Ron dijo: “Eres un turista?” y respondió nuevamente el extraño: “No.” Pero esta vez siguió a decir, “han llegado de Sudáfrica y estoy en mi camino hacia la nueva Jerusalén.” Ron se conmovió, sabiendo que la nueva Jerusalén es una ciudad mencionada en la Biblia como en el cielo. Después de que el hombre había dejado, Ron pidió a los demás en el jardín si habían visto a este hombre. Sorprendentemente todos ellos respondieron, “Nº” pero hay fue sólo una forma de y una manera de salir de esta zona, a través del cual el hombre tendría que haber salido. Esto fue un gran estímulo para Ron en un momento cuando lo necesitaba más ya que sentía que Dios ahora todavía estaba bendiciendo a su trabajo.Se convirtió en demasiado peligroso continuar excavando en el acantilado. Por lo tanto, Ron tuvieron que excavar hacia abajo en diferentes ángulos. Pronto encontró dentro de un sistema de cuevas. Trabajó con un hombre pequeño de árabes que se rastrean en a través de las brechas que eran demasiado pequeñas para Ron entrar fácilmente. Las condiciones eran húmedas, con un montón de polvo y poco oxígeno. A veces Ron tuvo que apretar a sí mismo a través de la más pequeña de agujeros. Un día preguntó al hombre para rastrear en a través de una pequeña entrada a una cueva, como de costumbre. Cuando lo había hecho, corrió con terror en los ojos, gritando, “lo que está allí! Lo que está allí!” El hombre apresuradamente salió el sistema de cuevas y nunca quiso regresar.
Emocionada, Ron extendió la entrada a esta Cámara y rastreado en. Encontró arrastrándose a través de las rocas que se acumularon casi hasta el techo. Crece cada vez más cansado, Ron comenzó a mover las rocas de un lado, a fin de revelar lo que estaba debajo. Él descubrió algunos seco podrido placas de madera que, cuando se trasladó a un lado reveló pieles de animales. Algo brillante fue bajo las pieles de animales. Moviéndose de un lado, Ron descubrió la tabla de Shewbread, desde el primer templo. Siguiendo a un lado más piedras y madera, encontró una carcasa de piedra. La tapa había agrietado y había sido trasladada de un lado. Ron brilló su linterna hacia abajo a través de la grieta y vio un cofre de oro batido. Sabía que él estaba mirando el arca de la Alianza. Abrumado por la emoción y el sufrimiento de neumonía Ron desmayado durante 45 minutos en esa cámara. Fue 06 de enero de 1982, cuando Ron hizo este descubrimiento sorprendente. Intentó fotografiar con una Polaroid, pero las fotos resultaron niebla. Regresó con un colonascope, pero una vez más las fotos resultaron niebla.
También en esa cueva Ron encontró el candelabro de siete sucursales, una espada gigante (con sin inscripciones, pero posiblemente de Goliath), un efod, el tabernáculo del desierto, el altar del incienso, entre otras cosas. Ron ha vuelto a la cueva en alguna ocasión, y desde su primera visita la cueva ha sido completamente recogió. Le dijo a Ron (aunque insiste en no escuchar voces y no es un profeta) que no es el momento todavía para el mundo ver este descubrimiento con sus propios ojos.
El tiempo viene cuando los habitantes del mundo tendrá un derecho universal, religiosa impuesta sobre ellos. Esta ley obligará a hombre a romper la ley de Dios, con pena de privación (siendo incapaz de comprar o vender, 13:17). Algún tiempo después de que esta ley ha sido aprobada, Dios permitirá que las tablas de piedra (los 10 mandamientos) y un buen video claro del Arca de la Alianza para poner a disposición del público. (Para obtener más información sobre el proyecto de ley Descargar un pequeño folleto aquí.) “Es tiempo para TI, señor, a trabajar: porque han hecho anular tu derecho.” Salmo 119:126.
Mientras que en la cámara, Ron notó una sustancia seca, negra en un terremoto de crack en el techo, sobre el arca de la Alianza. Notó que esta sustancia negra fue también en la tapa de la caja de piedra agrietada. Obviamente, esta sustancia había goteaba de la grieta en el techo, y había previsto que la tierra sobre el arca de la Alianza, como la tapa de piedra había sido agrietada y mover de un lado. Ron pregunta qué sustancia podría ser tan sagrado, que Dios hizo prever a la tierra en el asiento de la misericordia del Arca de la Alianza. Recordó el crack de terremoto al pie del Cruz agujero, y repentinamente un logro impresionante lo que había sucedido, le llegaron. Ron había trazada el crack del terremoto, y de hecho es el mismo crack como uno en el hoyo Cruz. La sustancia negra seca en la grieta fue probada y demostrada para ser sangre, aparentemente la sangre de Jesucristo. La Biblia dice que cuando Jesús murió hubo un terremoto y las rocas fueron alquiler (Mateo 27:51). Un soldado romano speared Cristo en su lado para asegurarse de que estaba muerto, y derramó sangre y agua (John 19:34). Ron descubrió que esta misma sangre y agua vertieron hacia abajo a través de la grieta de terremoto y cayeron sobre el asiento de la misericordia del Arca de la Alianza.
Normalmente, las células humanas tienen 46 cromosomas. Estos son realmente 23 pares de cromosomas homólogos. En cada par de cromosomas, uno de la pareja es de la madre y el otro miembro es el padre. Por lo tanto, 23 cromosomas provienen de la madre y 23 del padre. En cada conjunto de 23 22 cromosomas son autosómicas y una determinación de sexo. La determinación de sexo son el cromosoma x y el cromosoma Y. Las mujeres son XX, por lo que sólo puede aportar un cromosoma x a su descendencia, mientras que los hombres son XY, que les permite aportar una x o un Y. Si aportar una X, el niño es femenino, mientras que si contribuyen a Y, el niño es un hombre. El hallazgo fascinante en esta sangre fue que en lugar de los 46 cromosomas, eran sólo 24. Hubo 22 cromosomas autosómicas, un cromosoma x y un cromosoma Y. Esto evidencia que la persona a quien pertenecía esta sangre tenía una madre pero sin padre humano, porque falta la contribución normal de cromosomas paternos. 1John.5.8, 9: “y hay tres que dan testimonio en la tierra, el espíritu y el agua y la sangre: y estos tres concuerdan en uno. Si recibimos el testimonio de los hombres, el testimonio de Dios es mayor: este es el testimonio de Dios que tiene testificó de su hijo.” ¿Qué Daniel 9:24 media, cuando dice, “para ungir la mayoría Santo.”? El resto del verso se refiere a acontecimientos ocurridos en la Cruz. ¿Esto también, entonces ocurrió en la crucifixión de Jesús? La palabra hebrea para más sagrado es “qodesh haq-qodeshim”. Se utiliza varias veces en el Antiguo Testamento y siempre se refiere al lugar más santo o muebles en el lugar más Santo es decir. el arca de la Alianza. A continuación, debe ser una profecía que Cristo en la Cruz, va ungir el arca de la Alianza, con su sangre.

El Arca del Pacto y Ron Wyatt

 Controversias arqueológicas

El Arca del Pacto y Ron Wyatt

Por: Julián Cano Rave

 

   Antes de entrar en la discusión sobre las controversias arqueológicas y Ron Wyatt, es importante mencionar que Ron fue un fiel cristiano, Adventista del Séptimo Día hasta el día final de sus días.  Mientras estaba en lecho de muerte, un reportero de http://www.wnd.com/ (worldNetDailyNews) lo entrevistó para determinar si Ron todavía al borde de la muerte sostenía sus alegaciones sobre sus descubrimientos, incluyendo el Arco del Pacto.  La respuesta de Ron fue clara.  Ron mantuvo que todo lo que había dicho y hecho era cierto.  

   Cuando yo lo entrevisté en WAPA Radio unos años antes le dije a pesonalmente a Ron y a los radio oyentes que si el estaba mintiendo, no me gustaría estar en sus zapatos, pues la información dada por Ron lo ponía en o completa armonía con el cielo si era verdad o en directa confrontación, si era mentira.  La impresión que yo recibí ese día, días y años posteriores, y doy testimonio de ello, fue que Ron era un hombre sumamente sincero, temeroso de Dios, deseoso de hacer la voluntad de Dios y que su razón principal por compartir con el público sus conocimientos y hallazgos, era el de motivar a un profundo estudio de la Palabra de Dios, y a aceptar al Sr. Jesucristo como Salvador.  Ron también explicó que ninguno de los descubrimientos eran necesarios para fundamentar su fe o la de otros, pero entendía que había personas que iban a llegar a los pies del Salvador a través de estos descubrimientos y por esta razón el los compartía. 

 

   Aunque yo se que algunos no creerán o pondran en duda las siguientes palabras, encuentro necesario dar a conocer lo que Ron me dijo personalmente y a otros compañeros presentes cuando lo entrevisté en mi casa:  Ron explicó que en una de las ocasiones cuando el entró a la cueva donde se encontraba el Arca del Pacto y los 10 mandamientos escritos con el dedo de Dios, un ángel le dijo que cuando Estados Unidos declare la ley dominical federal, en algún momento posterior, el Señor va a sacar las tablas de la ley para que sean un testimonio ante el mundo entero de que su Santa Ley no ha sido cambiada y permanece para siempre y, que el cuarto mandamiento, donde habla sobre el Día del Señor, el Santo Sábado, séptimo día de la semana, está tan vigente hoy como desde el principio.

   Por último, Ron nunca reclamó que era un arqueólogo, todos sabíamos que era un enfermero anestesista que se había dedicado por muchas décadas a la arqueología bíblica en las cuales obtuvo una vasta experiencia.  Es de pleno conocimiento también que muchos descubrimientos no han sido por arqueólogos o por especialistas de la materia.  Con frecuencia ha sido por casualidad o por exploradores.  Es importante también aclarar las razones que a mi personalmente me motivaron a investigar profundamente y con mucho detalle las alegaciones de Ron Wyatt.  

   Primero, hace muchos años, cuando tenía apenas 18 años un gran amigo me vendió un diagrama o tabla profética preparado por el Pr. Gordon Collier.  En la parte inferior derecha de ese diagrama, se encontraban varias citas de E.G. White referente al descubrimiento de los 10 mandamientos en un futuro. Esto despertó en mi un gran interés sobre este tópico y desde ese entonces comenzé la investigación, pero no con tanto interés como en años posteriores.  Unos años después visité el White Estate en Washington D.C., donde una vez más estuve en contacto con información relacionada con este tema.  Me impresionó muchísimo que en documentos que se me entregaran allí, las citas de E.G. White eran interpretadas un poco diferente de lo que en realidad éstas decían.  Cuando Ron vino a Puerto Rico, tengo que confesar que aun viendo los videos y escucharlo en conferencias, no fue fácil convencerme. 

¿De qué fue lo que me convenció Ron? Ron me convenció que tenía que investigar mucho más profundamente, sobre todo la Palabra de Dios, la historia y todo lo que se hubiese investigado por arqueólogos, exploradores, etc. sobre cuatro temas sobre los cuales se ha centrado principalmente mi interés e investigación:  El Arca del Pacto, los 10 mandamientos, el Monte Sinaí y el cruce del Mar Rojo.  Por varios meses (ahora llevo varios años) en aquel entonces me dediqué a investigar las alegaciones de Ron, sus críticos, las controversias, las alegaciones en contra de él en su persona y en sus “descubrimientos”.  Lo que encontré me motivó a invitarlo a Puerto Rico, a entrevistarlo en el Programa Radial la Biblia y también cuestionarlo con varios amigos en la casa de campo donde Ron estuvo por varios días.  

Han pasado ya muchos años y las investigaciones sobre estos temas han continuado, al igual que los “descubrimientos” de Ron han llegado a catalogarse como “charlatenería”, “engaño”, “fraude” o como las “ilusiones” de un hombre sincero, pero sumamente equivocado.  En muchos círculos cristianos donde Ron fue invitado, ahora no quieren identificarse con él y ni siquieren quieren que se sepa que Ron fue invitado a su congregación.  Aparentemente, muchos tienen verguenza
y no quieren identificarse con él.  Sin embargo, también hay muchos que después de haber investigado con profundidad han llegado a fortalecerse y a investigar más.  Yo soy uno de ellos.  Sin tener un espíritu de dogma-
tismo o de controversia, y considerándome solo como un estudiante
de la Biblia, invito a todos los que lean estos artículos a mantener el
mismo espíritu, evitar los prejuicios y mantener una mente abierta y
objetiva.  El hecho que el mundo de especialistas arqueológicos re-
chacen los descubrimientos de Ron e incluso algunos lo llamen 
charlatán, no representan para mi ningún fundamento para rechazar,
investigar o no escuchar.  Después de todo con Cristo hicieron lo
mismo.  

El Dr. William Shea del Instituto de Investigación Bíblica de la Confe-
rencia General de los Adventistas del Séptimo Día expresó en una
ocasión lo siguiente acerca de Ron Wyatt: “Ron es un SDA (Adventista
del Séptimo Día), enfermero anestesista en Nashville, TN, con un
gran interés en varios proyectos arqueologóciso en el Medio Oriente.
Algunos de estos proyectos tienen cierta validez y otros no necesa-
riamente tienen fundamento para apoyarlos.  Por lo tanto, cada uno
de sus proyectos necesitan ser juzgados sobre sus propios méritos”

En mi caso (Julián Cano), esto es exactamente lo que he hecho.  Sin embargo, el Dr. Shea, le dió más mérito al descubrimiento 
del Arca de Noe, mientras que al Arca del Pacto, el Cruce del Mar Rojo y el Sinaí, etc., no encontró ninguna razón o fundamento para darle algún mérito o credibilidad.  Es más, en cuanto a otros alegados descu-
brimiento y particularmente el Arca  del Pacto, el Dr. Shea expresó: “No veo ninguna base en la Biblia, el Espíritu de Profecía o en la tipología bíblica para tal teoría”.  Es en este particular donde yo y el Dr. Shea diferimos en forma significativa.  

Ninguno de los que conocimos y entrevistamos a Ron Wyatt varias veces en el Programa Radial y en otras ocasiones, podemos decir con certeza que Ron descubrió esto o aquello.  No obstante, aunque no somos arqueólogos, bajo la investigación profunda de fuentes científicas, arqueológicas y medios de comunicación masiva, hemos descubierto evidencias que dan credibilidad a las alegaciones del Sr. Wyatt, reconocimiendo al mismo tiempo que muchos expertos/arqueólogos no le dan ninguna credibilidad.  Cuando analizamos los descubrimientos del cruce del Mar Rojo, el monte Sinaí y muy particularmente el Arca del Pacto, bajo las evidencias bíblicas, sí encontramos una base sólida  el Espíritu de Profecía y en la tipología.  Esta evidencia es la que nos
anima principalmente a la continua investigación, discusión y análisis
de toda la información bíblica.  Este análisis incluye la evidencia científica de ambos lados de la controversia.

Curioso e importante son nuestros hallazgos de evidencias de especialistas en las áreas de arqueología- científica objetiva, que NO reconoce  los sitios tradicionales del Monte Sinaí, el cruce del mar rojo y lugar de la crucificción de Cristo como verídicos porque carecen de evidencia objetiva arqueológica y con frecuencia está basada en leyendas.  

Una de las más grandes controversias relacionadas a la arqueología Bíblica se desató cuando el Sr. Ron Wyatt, arqueólogo aficionado, declaró que el habia descubierto el Arca del Pacto, las tablas de los 10 mandamientos, otros objectos relacionados con el templo y el lugar de la crucificción. Estos hallazgos por supuesto tienen un gran significado para los cristianos y representaría los hallazgos más importantes en la arqueología bíblica. En relación al Arca del Pacto o Arca del Testimonio, el Sr. Wyatt declaró que la encontró en una cueva debajo del lugar donde Cristo fue crucificado dentro de una caja de piedra cuya tapa estaba partida y abierta. Según Wyatt la sangre de Cristo fue hallada encima del propiciatorio (“Mercy Seat”).

Una vez más, sin espíritu de dogmatismo o de controversia, pedimos al público a que analice los argumentos bíblicos y tipológicos y para aquellos que conozcan y crean en los escritos de E.G. White, analicen cuidadosamente sus declaraciones a luz de las Sagradas Escrituras. 

Como resultado de la publicación del libro en inglés: “Holy Relics or Revelation” por Russell y Colin Standish de Hartland, el Ministerio la Biblia ha publicado una respuesta mediante el documento titulado: Revelation or Holy Relics.  Los comentarios y hallazgos han sido publicados principalmente en inglés, aunque algunas cosas las hemos publicado en español.  Sean ustedes mismo los jueces. 

 Haga “click” en
el siguiente enlace para continuar con el tema del Arca del Pacto:

El Arca del Pacto: Desde el Sinaí hasta Jerusalén 

El Arca del Pacto – Ron Wyatt

Ron Wyatt y el Arca del Pacto


Ronald Eldon Wyatt (1933 – 4 de agosto de 1999) era un arqueólogo autodidacta y sin ningún entrenamiento formal en la disciplina, que sin embargo demandó haber encontrado muchos sitios y artefactos bíblicos significativos. Sus descubrimientos o teorías han sido generalmente rechazadas por la comunidad científica. A pesar de esto propone e hizo investigaciones que objetivamente han removido el piso respecto de cuestiones de la arqueología bíblica.
Un día, en 1978, Ron decidió visitar algunos lugares de interés cerca de la puerta de Damasco, en Jerusalén. Caminando a lo largo de una antigua cantera de piedra, conocida por algunos como ” La Colina de la Calavera”, él hablaba con una autoridad local sobre antigüedades Romanas. Sin ningun aviso, la mano izquierda de Ron señaló a un sitio que era utilizado como depósito de basura y dijo, “Ahí esta la Gruta de Jeremías y el Arca del Pacto está ahí adentro.” Aunque estas palabras habían salido de su boca y su propia mano lo había señalado, no lo había dicho ni hecho conscientemente. El hombre que estaba con él, absolutamente fuera de su forma normal de ser, también reaccionó de manera extraña. El hombre dijo, ” Esto es maravilloso!” Quisiéramos que usted excavara, y le concederemos los permisos, le conseguiremos un lugar para quedarse e incluso le proporcionaremos sus alimentos!”. Ron sabía que esto era un acontecimiento sobrenatural pero él también sabía que no todos los acontecimientos sobrenaturales provienen de Dios (Apocalipsis 16:14).

De regreso a su casa en los EEUU comenzó a investigar si el Arca podría estar o no en ese lugar. Descubrió que en la Biblia en el libro 2 Crónicas 35:3 se encuentra la última referencia del Arca del Pacto, el versículo 19 nos dice que esta éstuvo en el año 621 A.C., justo 35 años antes de la destrucción de el templo y de la ciudad de Jerusalen por el Rey Nabucodonosor. Dice que el Arca estaba en el templo en aquella época cuando el ejército Babilónico sitió la ciudad de Jerusalén, construyeron una muralla alrededor de la ciudad, no permitiendo que nada ni nadie salieran de la ciudad. Por lo tanto, el Arca del Pacto debió permanecer muy probablemente dentro de esta muralla durante el sitio Babilónico. Pues no cayó en manos de Nabucodonosor ni fue llevada a Babilonia, debemos asumir que fue ocultada subterráneamente. Esto correspondia perfectamente con el lugar hacia donde Ron había señalado, habría estado dentro de la muralla durante el sitio Babilónico, en un compartimiento subterráneo. Ron y sus dos hijos cavaron varias veces en ese sitio, descubriendo abundante información.

Comenzaron cavando en la llanura recta, en la base de una cara del acantilado, conocida por muchos como el “Golgota”. En los años 1800′s el General Gordon reconoció que el sitio correspondia con la descripción bíblica de El Calvario, el sitio de la crucifixion de Cristo. La Biblia describe un sepulcro que fue labrado en la roca, en un jardín cerca, el sepulcro era de un hombre rico que lo donó a Jesús ( Mateo 27:57-60 ). En las cercanias de este lugar eso es lo que hay exactamente, el sepulcro fue agrandado apresuradamente, sugiriendo que la persona que se puso en el, no era la persona para la cual fue diseñado.


El Gólgota y en la tumba del Jardin

Lo primero que encontraron y limpiaron fueron los tres nichos en forma de “repisas” cavados en una cara del acantilado. Ron pensó que pudieron ser las repisas que sostuvieron los letreros que los Romanos pusieron sobre la cruz de Cristo. En Mateo 27:37, Marcos 15:26 y Lucas 23:38 la Biblia dice que la inscripción fue escrita “sobre” Jesús, que concuerda con lo que encontró Ron. En el libro de Juan, la Biblia dice que, “un título”, ” fue puesto sobre la cruz “. La palabra griega para “sobre” es ” EPI “. EPI se puede traducir como ” sobre ” o ” encima “. Los traductores en Mateo, Marcos y Lucas decidieron traducir EPI como “sobre “, porque no tenía sentido decir que un letrero fue puesto (EPI) “en” su cabeza, pero en el libro de Juan tradujeron la palabra EPI significando “en” porque tendría sentido poner un letrero en la cruz. Sin embargo, pudieron traducir EPI y diria, ” un titulo ” fue puesto ” encima/sobre la cruz “.


Un dibujo de la crucifixion de Cristo

Excavación adicional reveló un altar de piedra sobresaliente de la cara del acantilado como un estante. Ron sintió que quizás éstos eran restos de un altar Cristiano, sugiriendo que los primeros Cristianos sabían que éste era un lugar de importancia. También se descubrieron los cimientos de un edificio del siglo I, que se cree fue una iglesia, agregando nuevamente más importancia a este sitio.

Al fin Ron había descubierto la evidencia adjunta que lo convenció de que éste fué el sitio de la crucifixión. Cuatro agujeros cuadrados oradados en la roca, uno más arriba sobre una plataforma y separado de los demás. Los otros tres estaban en un nivel inferior más abajo y al frente. El agujero cuadrado superior habría sostenido al criminal “principal”, y sabemos por el relato Bíblico que cualquiera de los dos agujeros cuadrados a los lados, sostuvieron a los dos ladrones cuando Cristo fue crucificado. En este caso, solamente tres de los cuatro agujeros cuadrados fueron utilizados. Usando el radar penetrante de tierra Ron detectó una piedra redonda grande, de trece pies de diámetro y dos pies de ancho. Intentó ponerla al descubierto, pero está enterrada aproximadamente a una profundidad de veinte pies. Consideró la posibilidad de que fuera una piedra sepulcral muy grande. Pero ¿Podría ser la piedra sepulcral que cubrió la tumba cercana? Ron fue de nuevo al sepulcro en el jardín a ver si la piedra cabría. Él midió el ancho del canal que sostuvo la piedra del sepulcro, y su diámetro. Sorprendentemente, el canal fué diseñado para contener una piedra con un ancho de dos pies! Y el diámetro también coincidía con el de la piedra que encontró – trece pies! La Biblia dice que,” una gran piedra ” fue rodada enfrente de la tumba de Jesús.


Dibujo que muestra como se veia la tumba de Cristo

La atención de Ron se enfocó en el agujero de la cruz situado más arriba de los demás. Si éste fuera el sitio de la crucifixión de Jesús, éste sería indudablemente el agujero de su cruz. Una piedra cuadrada había sido colocada encima de éste agujero cuadrado, actuando como tapa. Tenía aberturas para deslizar los dedos a cada lado, y cuando Ron la quitó notó una grieta grande en el fondo de la roca, extendiendose desde el agujero cuadrado. Le pareció a Ron una grieta provocada por un terremoto, la Biblia dice, en Mateo 27:51, ” y la tierra tembló, las rocas se partieron”.


Diagrama explicativo de Ron Tapa de piedra


Ron Wyatt sostiene la tapa de piedra y el Agujero cuadrado y la grieta

Un día durante la excavación Ron se sentía muy descorazonado, como si Dios no quisiera utilizarlo más. Pensó que él habría hecho algo incorrecto y que Dios había decidido excluirlo de este trabajo. Mientras estaba sentado en el sitio y comtemplaba las circunstancias, oyó una voz que le dijo, ” Dios le bendice en lo que usted está haciendo aquí Ron Wyatt.” Más que sobresaltado, Ron volteo para mirar al hombre. Estaba sorprendido y se preguntaba cómo alguien sabía su nombre, además, Ron nunca le habia dicho a nadie lo que él estaba hacíendo ahí. Ron contesto, “gracias, es usted de por aquí?” y el extranjero simplemente contestó, ” no.” Intentando iniciar una conversación, Ron dijo, “es usted, un turista?” y el extranjero contestó otra vez, ” no.” Pero esta vez continuó diciendo, ” He venido de África del sur y voy camino a la Nueva Jerusalén.” Para Ron, esto fué como si recibiera una descarga eléctrica, sabiendo que la Nueva Jerusalén es una ciudad mencionada en la Biblia que está en el Cielo. Después de que el hombre se fué, Ron les pregunto a los otros que estában en el jardín si habían visto a éste hombre. Sorprendentemente todos respondieron que ” no.” pero había solamente un camino para entrar y salir de éste lugar, através de el cual el hombre tuvo que haber salido. Esto fué un gran estímulo para Ron en un momento en el que más lo necesitó pues ahora sentía que Dios todavía bendecía su trabajo.

Llegó a ser demasiado peligroso continuar excavando hacia abajo del lado del acantilado. Así que, Ron tuvo que cavar hacia abajo en varios ángulos. Pronto se encontró dentro de un sistema de cavernas. Trabajó con un hombre árabe de estatura pequeña que se arrastraría adentro en los boquetes que eran demasiado minúsculos para que Ron entrara fácilmente. Las condiciones eran húmedas, con demasiado polvo y poco oxígeno. Algunas veces Ron tuvo que deslizarse por pequeños agujeros. Un día le pidió al hombre que se arrastrara hacia adentro através de una entrada minúscula en una cueva, como de costumbre. Cuando él lo hizo, salió con una expresión de terror en sus ojos mientras gritaba, “Que es lo que hay ahi! Que es lo que hay ahi!” El hombre salió del sistema de cavernas muy apresuradamente y rechazó para siempre volver ahí.


Ron en el sistema de cavernas

Emocionado, Ron agrandó la entrada a éste compartimiento y se arrastró hacia adentro. Él se encontró arrastrandose a través de rocas que fueron apiladas casi hasta el techo. Sintiéndose más y mas cansado, Ron comenzó a mover las rocas hacia un lado, para descubrir que es lo que estaba debajo. Removió algunas tablas de madera descompuestas y secas, cuando las puso a un lado encontró pieles de animales. Algo brillante estaba bajo las pieles de animales. Moviéndolas hacia un lado, Ron descubrió la Mesa para el pan de la proposición, del primer Templo.

Continuó haciendo a un lado más rocas y madera, y entonces encontró una caja de piedra. La tapa se había quebrado y estaba movida hacia un lado. Ron dirigió la luz de su linterna hacia abajo através de la grieta y vio un Arca forjada en oro. Él sabía que estaba mirando el Arca del Pacto. Abrumado con emoción y sufriendo de pulmonía, Ron permaneció en aquella cueva por 45 minutos. Era el 6 de Enero de 1982, cuando Ron hizo este asombroso descubrimiento. La intentó fotografíar con una cámara polaroid, pero las fotos resultaron brumosas. Regresó con un colonoscopio, pero las fotos resultaron otra vez brumosas.


Dibujo del Arca en la cueva Fotografía del Arca del Pacto Fotografía del Arca ( Delineada)

También en esa cueva Ron encontró el candelabro de siete brazos, una espada gigante (sin inscripciones, pero posiblemente de Goliat), un efod, el tabernáculo usado en el desierto, el altar del incienso junto con otras cosas. Ron ha regresado a la cueva en otras ocasiónes, y desde su primera visita la cueva ha sido ordenada completamente. Ron ha dicho (le preocupa no oir comentarios al respecto, aun cuando no es un profeta) que no ha llegado el tiempo cuando el mundo este listo para contemplar este descubrimiento con sus propios ojos.


Diseño del Arca del Pacto y lo que Ron vió

Viene un tiempo cuando los habitantes del mundo tendrán una ley universal, religiosa obligatoria. Esta ley forzará a los hombres a violar la ley de Dios, so pena de perder sus derechos (no pudiendo comprar ni vender, Apocalipsis 13:17). Tiempo despues de que ésta ley haya sido aprobada, Dios permitirá que las tablas de piedra (Los 10 mandamientos) y un buen video claro de la Arca del Pacto sean mostrados públicamente. “Tiempo es de actuar, oh Jehova, porque han invalidado tu ley.” Salmos 119:126.

Mientras permanecía en la cueva, Ron notó una sustancia negra ya seca en la grieta provocada por un terremoto en el techo, sobre la Arca del Pacto. Notó que ésta sustancia negra también estaba en la tapa de la caja de piedra agrietada. Obviamente, ésta sustancia había goteado de la grieta en el techo, y la disposición había sido hecha para que cayera sobre el Arca del Pacto, pues la tapa de piedra había sido quebrada y movida hacia un lado. Ron se preguntaba qué sustancia podría ser tan sagrada, que Dios hizo disposición para que ella cayera sobre el propiciatorio de el Arca del pacto.

Recordó la grieta del terremoto al pie del agujero de la cruz, y repentinamente un cuadro impresionante de lo qué ahi había sucedido, vino a su mente. Ron rastreó la grieta del terremoto, y de hecho era la misma grieta que estaba en el agujero de la cruz. La sustancia negra y seca en la grieta fué analizada y se comprobo que es sangre, al parecer la sangre de Jesucristo. La Biblia dice que cuando Jesús murió la tierra tembló y la rocas se partieron (Mateo 27:51). Un soldado Romano abrió el costado de Cristo con una lanza a fin de cerciorarse que estaba muerto y al instante salió sangre y agua (Juan 19:34). Ron descubrió que esta misma sangre y agua corrió hacia abajo através de la grieta que acasionó el terremoto y cayó sobre el propiciatorio en el Arca del Pacto.


Dibujo y modelo a escala que muestran lo que ocurrió cuando Cristo fue crucificado.

Las células humanas normalmente tienen 46 cromosomas. Éstos son realmente 23 pares de cromosomas homólogos. En cada par de cromosomas, uno es de la madre y el otro del padre. Por lo tanto, 23 cromosomas provienen de la madre y los otros 23 provienen del padre. En cada juego de 23 cromosomas, 22 son autosomal y uno es el que determina el sexo. El cromosoma que determina el sexo es el cromosoma X o el cromosoma Y. Las mujeres tienen cromosomas XX, así que solamente pueden contribuir con un cromosoma X a su descendiente, mientras que los varones tienen cromosomas XY, lo que les permite contribuir con un cromosoma X o uno Y. Si contribuyen con un X, el resultado será una niña, mientras que si contribuyen con un Y, el resultado será un varón. Lo más fascinante que se encontró en ésta sangre, es que en lugar de tener 46 cromosomas, solamente tiene 24. Había 22 cromosomas autosomal, un cromosoma X y un cromosoma Y. Esto evidencía que la persona a quien esta sangre perteneció tuvo una madre humana pero no tuvo un padre humano, porque carece del numero normal de cromosomas paternos. 1 Juan 5:8-9: “Y tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; estos tres concuerdan. Si recibimos el testimonio de los hombres, mayor es el testimonio de Dios; porque éste es el testimonio con que Dios ha testificado acerca de su Hijo.”
Qué significado tiene Daniel 9:24, cuando dice, “y ungir al santo de los santos.”? El resto del versículo se refiere a los acontecimientos que ocurrieron en la cruz. Entonces esto también ocurrió en la crucifixion de Jesús? La palabra hebrea para “El santo de los santos es”, “qodesh had-qodeshim”. Se utiliza varias veces en el antiguo testamento y siempre se refiere al Lugar Santisimo, o a muebles de el Lugar Santisimo, por ejemplo El Arca del Pacto. Entonces, ésta, debió ser una profecía en la cual, Cristo, en la cruz, ungiría el Arca del Pacto, con su propia sangre.

Publicación extraída del blog Reloj Profético