El tercer Elías

Esta extraordinaria conferencia grabada hace algunos años, es la primera de una serie que no tiene desperdicio. Para los que ya siguen las conferencias y estudios de El Gran Engaño,no les será difícil entender las temáticas, para los que entran por primera vez, y que no conocen nada del tema,  les aconsejo que comienzen desde la primera.

La tecnología y equipos de informática que tenía, este ahora Ministerio El Cuarto Angel, era en sus comienzos muy rudimentario, por decirlo de alguna manera, gracias a Dios hoy cuentan con mayor tecnología y conocimientos para poder brindar mejor calidad en la grabación y mayor agilidad en la publicación.

web: http://www.elgranenganyo.com/weboficial

 

 

Jesús murió en la cruz por todos nosotros

Jesús era la Majestad del cielo, el Rey de la gloria, y sin embargo en su vida humana fue paciente, bondadoso, cortés, benévolo, lleno de amor por los niñitos y pleno de piedad y compasión por los tentados, los probados, los oprimidos. AFC64 102.3

Vino a la tierra a cumplir una misión muy bondadosa, y sin embargo no tuvo hogar y con frecuencia sufrió hambre y sed. Los de su nación lo persiguieron con astucia y artimañas, con celos y odio. AFC64 102.4

Murió la muerte más vergonzosa y efectuó un sacrificio pleno y completo, a fin de que pereciera uno, pero todos pudieran arrepentirse. Hizo expiación por cada alma arrepentida y creyente, a fin de que todos pudieran encontrar en él quien llevara los pecados. Si los que creen en él tan sólo practicaran sus palabras, que son espíritu y son vida; si siguieran su ejemplo y se convirtieran en preciosa luz para el mundo, harían para el mundo lo que no puede lograr ninguna filosofía humana. Las lecciones de Cristo establecen un fundamento para una religión en la que no hay castas: donde judíos y gentiles, libres y siervos están unidos en una hermandad común, iguales delante de Dios porque son todos ramas de la Vid viviente. Creen en Cristo como su salvador personal.—The Youth’s Instructor, 16 de agosto de 1894.

CCF CRISTIANAS (8)

Sobre el autor del libro: El mensaje de 1888

Sobre el autor y sobre el libro

 

En la Asamblea de la Asociación General Adventista que tuvo lugar en 1888, en Minneapolis (Minessota), los pastores A.T. Jones y E.J. Waggoner presentaron un mensaje de justificación por la fe que resultó ser causa de notable controversia. El mensaje no fue bienvenido por muchos de los delegados.

Sin embargo, E. White se refirió a él como “un muy precioso mensaje… que debe ser proclamado en alta voz, y asistido por el derramamiento en gran medida del Espíritu Santo”.

Durante décadas, el mensaje de 1888 ha fascinado a muchos adventistas, y sin embargo, para la mayoría de ellos, la comprensión del mismo ha estado envuelta en el más profundo misterio, cuando no desconocimiento. El pastor Robert J. Wieland, quien ha estudiado el mensaje por más de 55 años, introduce al lector en su contenido. Ésta obra está cuidadosamente documentada para el investigador. Sin embargo, está escrita en un estilo perfectamente comprensible para el laico. Estos son algunos de los temas tratados: “La comprensión de la justificación por la fe de los mensajeros de 1888”, “¿Es posible vivir sin pecar?”, y “¿Por qué es más fácil salvarse que perderse?, ¿o bien es cierto lo contrario?”.

Robert J. Wieland ha servido a la Iglesia como pastor, durante más de cincuenta años. Desde 1945 hasta 1965 trabajó como misionero en Kenya y Uganda. Posteriormente como pastor en la Asociación del Sudeste de California, y en 1979 regresó al África para servir como consultor editorial. Actualmente forma parte del “Comité para el estudio del mensaje de 1888”. Es autor de numerosos libros, entre ellos: “In Search of the Cross”, “The Backward Prayer”, “For a Better Africa”, “The Knocking at the Door”, “Lightened With His Glory”, “Grace on Trial”, “Corporate Repentance: Plea of the True Witness”, “1888 Re-examined” “Powerful Good News” y “The Gospel in Revelation”.

Este libro se publicó primeramente en 1980, por lo tanto se puede considerar como el primer libro escrito sobre “1888” –con excepción de ‘1888 RE-EXAMINED’ (Wieland-Short, compilado en 1950, publicado en 1987)-

Fue Southern Publishing Association quien lo publicó en el idioma original, bajo el título: The 1888 Message. An Introduction. Durante quince años -desde 1981 hasta 1996- ha sido publicado y distribuido por Review and Herald. En 1997 fue traducido al castellano, e impreso por Pacific Press. Actualmente es posible encontrarlo en las librerías de iglesia en ambos idiomas.